Blog

Como hablas vendes

Ser un buen vendedor implica muchas habilidades: si bien es cierto que existen varias técnicas, uno de los elementos imprescindibles es la seguridad. Y esta se proyecta de acuerdo a nuestros gestos y manerismos, pues de estos depende la percepción que proyectemos en las personas con las que interactuamos.

El tono de voz, las palabras y el énfasis de cada palabra es lo que fortalece y matiza nuestro discurso. La fluidez al hablar es otro elemento que proyecta seguridad sobre lo que estamos diciendo, y esta se logra con la práctica. Sin embargo, es necesario aprender técnicas antes de salir al campo: hablar en público o directamente requiere de una práctica previa. Por ello existen talleres para desarrollar dichas habilidades. Basta con observar a cualquier gran negociador para verificar que sus gestos y palabras logran hacer conexión con quienes interactúa. Esto no es una casualidad ni un don de pocos, es el resultado de ensayar y preparar un discurso, el cual dependerá más de quien lo expresa que tan solo de las palabras (estas deben de ser redactadas correctamente para evitar resultados contraproducentes, pero siempre se debe de ser un buen orador para que estas funcionen).

Acérquese con nosotros: invertir en la capacidad oral y de expresión pública es bastante positivo para cualquiera que sea el tipo de negociación que desee efectuar. Lo invitamos a que visite www.bbgmx.com y así pueda conocer las opciones que tenemos para desarrollar la habilidad de expresión y oratoria, Le garantizamos que no se arrepentirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *